lunes, 26 de mayo de 2014

VI International Conference on Mammoths and their Relatives




Los pasados días 5 al 9 de mayo de 2014 se celebró en las localidades de Grevena y Siatista, en Macedonia Occidental (Grecia), el congreso “VIth International Conference on Mammoths and their Relatives” En él nos dimos cita 190 participantes, la mayoría especialistas en proboscídeos o en grandes mamíferos cuaternarios, procedentes de casi todos los rincones del planeta, incluyendo Australia, India, China, Sudáfrica, Canadá o Brasil, aunque el grueso de los participantes éramos europeos, estadounidenses y rusos. Estos congresos, que se celebran cada 3 o 4 años, son ocasiones muy especiales para poder reunirte con los grandes especialistas en el tema, presentar resultados de nuestras investigaciones, proponer colaboraciones y otro tipo de “negocios”. Grandes nombres como Dick Mol, Adrian Lister, Dan Fisher, Ralf-D. Kahlke, Gary Haynes, Alexei Tikhonov o Raman Sukumar, entre muchos otros, estaban allí presentes. Desde un punto de vista más “humano” constituyen una oportunidad para reencontrarte con amigos a los que, debido a la distancia, sólo puedes ver cada varios años (aunque mantengas contacto regular con ellos por correo electrónico).

Se presentaron un total de 152 comunicaciones (80 comunicaciones orales y 72 posters) que abordaron temas de lo más diverso, en los que los proboscídeos tenían mayor o menor presencia. Los mamuts tuvieron un importante protagonismo, cuatro de las sesiones de comunicaciones orales y muchos de los posters versaron sobre estos animales. También otros proboscídeos más antiguos, de edad Mio-Pliocena (dinoterios, gonfoterios, mastodontes, etc.) tuvieron importante protagonismo. Los elefantes actuales también tuvieron su presencia, especialmente en lo referente a los problemas de conservación. También hubo una sesión especialmente dedicada a los fenómenos de insularidad y al consiguiente desarrollo de elefantes “pigmeos” en islas del Mediterráneo y de California.

Mi contribución, que fue la única de España, se centró en los yacimientos de
Jou Puerta y la Rexidora, ya presentados en entradas anteriores de este blog, que incluyen restos no sólo de mamut lanudo sino de otra fauna asociada muy interesante. El buen grado de conservación de los materiales llamó la atención de muchos de los asistentes y, posteriormente, tuve ofertas de equipos británicos, rusos y suecos para colaborar en estudios de ADN fósil.

Otras contribuciones que siempre causan gran expectación son las que ofrece la delegación rusa, concretamente los hallazgos de animales momificados, procedentes del permafrost siberiano. Este año se presentaron los resultados del estudio del mamut Yuka, un ejemplar juvenil extraordinariamente bien conservado, el mamut de Malyi Lyakhovski Island, con la trompa mejor preservada que se conoce, y de tres momias de bisontes, dos de ellas excepcionalmente bien conservadas. Estos hallazgos proporcionan datos interesantísimos, no sólo sobre su anatomía, sino también sobre su modo de vida, alimentación y demás. Una información muy relevante que nos permite conocer muy detalladamente a estos mamíferos extintos.




1. Defensas de mastodonte de Milia, Grecia (Foto: Diego Álvarez Lao); 2. El mamut Yuka (Foto: B. Buigues, source); 3. Momia de bisonte de Chukotka (Foto: P. Nikolskiy, source); 4. Trompa del mamut de Malyi Lyakhovski Island (Foto: S. Grigoriev, source).



Hubo también dos sesiones de campo. En la primera de ellas visitamos el centro en el que se exponen los espectaculares restos de mastodontes hallados en el yacimiento de Milia, Grecia, donde se recuperaron dos esqueletos parciales, uno de los cuales posee las defensas de proboscídeo más largas conocidas en el registro fósil, alcanzando nada menos que 5,02 metros! La otra salida de campo tuvo lugar en la inmensa mina de lignito a cielo abierto de Ptolemaida. La descomunal excavación que supone esta mina ocasionalmente deja al descubierto restos de grandes mamíferos Pleistocenos, entre los que se encuentra un esqueleto parcial de elefante, que se exponen en un museo creado en las dependencias de la propia mina.
Con respecto a uno de los temas más “mediáticos” sobre los mamuts lanudos, que es el que concierne a su clonación, Adrian Lister lo dejó claro: mejor orientar nuestros esfuerzos y nuestros medios en conservar a los elefantes actuales (cuya situación es alarmante) que gastar dinero y tiempo en intentar revivir una especie extinta, algo que, aunque quizá sea posible en un futuro no muy lejano, actualmente es inalcanzable. 


El próximo congreso tendrá lugar en 2017. Hay tres localizaciones posibles: México, Moscú o India. Esperemos que el éxito de convocatoria sea tan elevado como en esta ocasión.

Enlace a la página oficial del congreso: http://mammothconference.weebly.com/  

4 comentarios:

  1. Estoy con Adrian. ¿qué sentido tiene "resucitar" especies si al mismo tiempo estamos extinguiendo otras?. Aunque para muchos científicos es difícilmente asumible No todo lo científicamente factible conviene hacerlo, hay que estudiar y discutir con detenimiento multiples factores.
    Jorge Sanchez

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge. Soy de la misma opinión, hay problemas mucho más urgentes que solucionar antes de ponernos a "recrear" especies que llevan tiempo extintas y que ni siquiera sabemos si encontrarán nuevamente su lugar en la naturaleza.
    Muchas gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Si, yo también opino lo mismo. En Aragón se dan un número excesivo de licencias de caza de cabra montés y se pretende clonar al bucardo. Parece mucho más razonable introducir labra montés en el Pirineo directamente que intentar alcanzar la gloria clonando una especie extinta.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carlos. El bucardo me parece un claro ejemplo de lo importante que hubiera sido tomar medidas a tiempo. Cuando se quisieron dar cuenta ya debía ser demasiado tarde. No me quiero imaginar el dinero que se habrán gastado intentando clonarlo.
    Gracias por comentar y un saludo!

    ResponderEliminar